Tag Archives: Reputación online

Potenciar nuestra reputación en Internet

25 Mar

“Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla” dijo Warren Buffet, considerado como uno de los más grandes inversionistas en el mundo., y con la evolución de los medios de comunicación, tirar abajo nuestro nombre es más sencillo que nunca, si no lo cuidamos al máximo.

Nuestro éxito estará siempre determinado directamente por la calidad y la relevancia de la información que comunicamos pero también en relación a el nivel de reputación que podamos o hallamos alcanzado.

Destaco 10 aspectos importantes que serán claves en el manejo de la reputación online y nos permitirá aumentar nuestros seguidores y comenzar a ampliar nuestro campo de influencia.

1 –  Presentémonos. La presentación es clave para el correcto funcionamiento en las redes sociales. Que sepan quiénes somos y qué papel podemos llegar a jugar si nos necesitan en alguna ocasión.

2 – Estar interesados en los demás. Demostremos que nos preocupamos por los demás y hacer lo posible por ayudar, cuando podamos hacerlo.

3 – Dejar ver un poco de nuestro mundo personal. pero tengamos cuidado sobre qué subimos a la red, por seguridad y por la viralidad de la web, pues una vez online será muy difícil de eliminarlo.

4 – Conocer a nuestros seguidores. Saber qué necesitan de nosotros y cómo podemos ayudarles, situarles por ubicación geográfica o laboral.

5 – Colaborar y facilitar el contacto entre personas. Esto genera mucha confianza y sólo nos llevará unos minutos para escribir un mail presentando a dos personas, generando interesantes sinergias.

6 – Templar nuestro humor y la ira. Esta es una de las principales causas por las que una reputación puede derrumbarse, y lo vemos día a día con algún error cometido por un Community Manager para una empresa determinada.

7 –Ser nosotros mismos. Pensemos que todas las personas que nos siguen, nos conocen en persona. Además, debemos recordar que los sitios sociales son para conversar y, ser sociales es la base de todo.

8 – Dar y recibir. La inmensa mayoría se siente cómoda dando, pero no así recibiendo, pero olvidamos que las redes sociales son una ida y vuelta de información y que muchas veces podemos crecer y aprender de la mano de otros integrantes de la comunidad.

9 – Proporcionar respuestas, soluciones y opciones. Hay una regla de oro en las redes sociales, la del 4 a 1: cuatro publicaciones sobre los demás, para ayudar o proporcionar información y soluciones, y uno promocional de nosotros mismos. Si sólo nos auto-promocionamos, nos comenzarán a dejar a un lado por no ser interesantes para la comunidad.

10 – Ser positivos y esperanzadores. Cuando comparten con nosotros el éxito, los triunfos y las lecciones, todos aprendemos, así que compartamos las personales o las de otros que veamos en la web.

 

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Anuncios

Las Empresas y su Reputación Online

23 Oct

Cuando hablamos de Reputación Online debemos asociarlo a la imagen que tiene una empresa o una marca en Internet.  Hay que tener en cuenta que ganar el reconocimiento de los usuarios puede resultar un proceso bastante laborioso pero que al final traerá grandes beneficios a la credibilidad de los mensajes, prestigio en la imagen que se transmite, buen posicionamiento en los buscadores y ayudará a la generación de confianza tanto en Internet como fuera de la red para los potenciales compradores.

En Internet, minuto a minuto, millones de contenidos, informaciones, opiniones, testimonios, asesorías y reportajes serán asociados al nombre de la empresa. Una lluvia incontrolable de información positiva y negativa  puede afectarla de manera significativa, es decir, un elemento intangible que no puede ser controlado por una organización sino por las opiniones de los usuarios a través de blog, foros, redes sociales, etc. Los contenidos han dejado ser unidireccionales para ser multidireccionales.

La reputación online  o también conocida como Online Reputation Management (ORM) es sumamente alterable. Puede ser difícil lograr el prestigio de una empresa o persona pero es muy sencillo que los rumores o filtraciones la afecten negativamente. Una simple Gestión de la Reputación Online puede constituir una buena herramienta de previsión para la organización, sencillamente se trata de tener conocimiento de la información que se genera de ella, hacer seguimiento constante y controlar este contenido que afecta directamente el negocio.

Un claro ejemplo de una mala o inexistente Gestión de Reputación Online es el conocido caso Ikea-Microsiervos (un blog muy conocido sobre tecnología), quienes publican en el 2005 un artículo llamado Ikea: cómo mienten a los clientes. Al poner Ikea en google, la noticia aparece por debajo de las páginas oficiales de Ikea.  Siendo Internet la manera más fácil y más barata de informar a los usuarios de una empresa, un producto o un servicio, no se debe menospreciar la capacidad de influencia y el poder creciente que tiene el consumidor en la red. Una respuesta a tiempo sobre alguna queja o sugerencia de algún usuario puede evitar los mensajes negativos que perjudican la reputación online de una empresa.

Cada vez más las empresas encargan a Agencias de Comunicación, Publicidad y RRPP, consultoras de posicionamiento y de marketing y consultoras de Internet, hacer una monitorización y un control de la información, o lo que bien podríamos llamar una auditoria de reputación online. Los costes de este seguimiento varían dependiendo de las necesidades que tenga cada empresa, de los campos que requiera monitorizar y sobre todo de la duración que requiera el control.

 

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Gestión de la Reputación Online en las empresas

14 Oct

La construcción de una marca tiene unos inmensos costes en Marketing y un proceso complejo de creación de campañas publicitarias y de comunicación y, ahora, gracias al contexto tecnológico actual, en poco tiempo puede quedar destruida o perjudicada.

Internet y las nuevas plataformas de participación social han dado nuevas y modernas herramientas al internauta para opinar, informar y comunicar. Sin embargo, su uso no siempre es el adecuado y, puede en muchas ocasiones, no coincidir con los intereses empresariales de las informaciones aparecidas en la red e incluso crear situaciones de crisis (véase ejemplos de El Precio de la Reputación Online de BP, United airlines o Nestlé vs Greenpeace)

De forma continua aparecen en la red multitud de informaciones, comunicados y opiniones. De esta información Google y los demás buscadores extraen informaciones u opiniones sobre personas, empresas, marcas, productos o servicios que incluyen en sus datos.

La Reputación Online es el reflejo del prestigio de una persona, empresa o marca en Internet, creada no sólo por la misma, sino también por el resto de personas que intercambian información y opiniones sobre ella en Internet a través de foros, blogs, webs, prensa online, redes sociales, twitter, etc.

El conocimiento, seguimiento y control de toda la información que afecta a su persona, empresa o marca forma parte de lo que se llama Gestión de Reputación Online, “Online Reputation Management”.

La Gestión de la Reputación Online abarca:

  • la recopilación de toda la información relacionada,
  • su seguimiento,
  • análisis con criterio de si afecta o no negativamente a la reputación e imagen de la persona, empresa o marca
  • su gestión o control,  influir sobre dichos contenidos que perjudican a nuestra marca

Por ejemplo, las opiniones son un arma muy poderosa de promoción empresarial cuando son positivas, pero cuando son negativas son altamente perjudiciales. En este segundo caso, hay que poner remedio cuanto antes para contrarrestar las informaciones negativas con el fin de que desaparezcan de la red o no aparezcan posiciones relevantes en los buscadores.

Para aquellas compañías expuestas a un número continuo de comentarios de sus clientes, sólo actuando sobre las causas de una determinada reputación online estaremos actuando eficazmente. Si invertimos en los efectos (ocultar resultados en buscadores), cualquier cambio conseguido quedará a expensas de que las causas no varíen o no aparezcan nuevos comentarios negativos.

Dicho lo expuesto, la gestión del a reputación online puede dividirse en dos tareas básicas: reactivas y preventivas y se necesita para ello un profesional del tema, bien en propia plantilla de empresa o subcontratado.

 

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing