Promociones en el punto de venta

14 Oct

Mientras aprendemos sólo el 10% de lo que leemos, el 20% de lo que oímos y el 30% de lo que vemos, aprendemos plenamente el 80% de lo que experimentamos.

Hoy el cliente elige marcas, productos y servicios de acuerdo a la experiencia que percibe y vive de los mismos. El punto de venta es el lugar idóneo donde el fabricante debe influir directamente en la percepción que el cliente tuviese de su producto, a partir de una adecuada experiencia de compra. Por tanto, será preciso dotar al establecimiento de elementos y acciones distintivas, que atraigan la atención del comprador y despierten su interés por los productos y servicios que ofertamos, y capaces de diferenciarnos de la competencia.

Promociones que hacen una experiencia de compra completa

Mientras que los medios de comunicación masivos tradicionales son la vía para informar y concientizar a grandes volúmenes al consumidor principal de una marca, el marketing experiencial juega un papel vital en llegar al consumidor y activar la marca en el momento justo y en el último tramo, el más crítico, que impulsa al consumidor a la compra de nuestra marca – el punto de venta.

Cuando los dos medios de comunicación se complementan entre sí, es evidente un mayor retorno de la inversión.

Aunque varía de una industria a otra y de una marca a otra, la tendencia es muy evidente, el marketing promocional ha pasado de ser un instrumento táctico para aumentar las ventas y reforzar su participación en el mercado, a tener la capacidad de aumentar el valor añadido de una marca a través de beneficios para el consumidor, beneficios no únicamente materiales sino creando vínculos emocionales con la marca.

No existe una receta para una promoción en el punto de venta exitosa, pero podemos considerar 5 aspectos claves comunes para todas:

1. Planificación previa  y objetivos específicos y alcanzables

La preparación y la planificación de la promoción son algunas de las grandes llaves del éxito. Debemos identificar con gran claridad a los diferentes protagonistas y a los públicos de la promoción, así como los puntos de ventas que seleccionaremos.

Antes de crear cualquier idea, debemos de establecer los objetivos claros de la promoción. Los mismos deben de ser específicos, medibles, realizables, realistas y limitados en el tiempo.  Y a su vez que estén alineados con las metas operativas y estratégicas de la marca.

2. Experiencia original e integral

Con casi ilimitadas opciones en la planificación de la promoción, estamos limitados solamente por nuestro pensamiento.

Es preciso aportar dosis de novedad e innovación a nuestras promociones, ya que de lo contrario nos hará pasar totalmente desapercibidos. Las promociones en el punto de venta han madurado a algo más que la promotora/azafata en el lineal. Debemos dejar que el cliente ver, huela, toque y sienta el producto. ¿Hay algo más potente que captar la atención del consumidor y darle algo que pueda recordar?

Cada promoción debe estar enfocada a su target y el mismo debe de estar plenamente identificado. De esta forma la promoción tendrá una mayor ratio de respuesta positiva.

Debemos enlazar nuestra promoción a la estrategia de marketing general y a las acciones tácticas que se estén realizando a la par de la promoción. Debemos “cerrar el círculo”, que la promoción no se quede en solo una acción puntual, podemos unirla a campaña en medios, redes sociales, eventos, etc.

3. Tu gente en el punto de venta: el motor de la promoción

Debemos seleccionar y capacitar al personal con las habilidades, actitud y experiencia correctas y asegurarnos de que todas las personas involucradas entienden promoción. Ellos/ellas serán los “embajadores” de nuestra marca y tendrán el contacto directo con el cliente.

Un excelente servicio al cliente es la clave para aumentar las ventas.  Los(as) promotores(as) servirán de herramienta para escuchar al cliente, para entender sus necesidades y deseos y educarles acerca de nuestros productos.

Con “embajadores de marca” de calidad en el punto de venta, la distribución y la marca ganan un conocimiento que es esencial para la relación con los clientes.

4. Seguimiento y reporting

Implementar las promociones utilizando las tecnologías apropiadas que permitan gestionar, controlar y reportar -en tiempo real- el desarrollo y avance de la campaña y tratar los datos de los resultados, para poder actuar sobre las incidencias y obtener soluciones sin tener que esperar a un informe final.

Debemos dar un seguimiento a la campaña que vele por la agilidad y una comunicación efectiva entre todas las partes.

5. Evaluación de los resultados

Otra clave importante es evaluar los resultados en el tiempo acordado e identificar aprendizajes y puntos de vista para apoyar la mejora continua.

 

Fuente: Puromarketing

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: