Emprende hoy

2 Ago

Ser emprendedor es el sueño de mucha gente. Hoy más que nunca, tenemos oportunidades para serlo.

Un  emprendedor o emprendedora identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha. Se emplea el término emprendedor para designar a una “persona que crea una empresa” o que encuentra una oportunidad de negocio, o a alguien quien empieza un proyecto por su propia iniciativa.

El espíritu emprendedor tiene asociado una serie de características bien definidas. Por ejemplo: la capacidad de liderazgo, el espíritu de arriesgar, la motivación, la capacidad de análisis del mercado y la capacidad de resolución de problemas que se van dando día a día en el quehacer empresarial. Los emprendedores son innovadores, adaptables, flexibles, dinámicos, capaces de asumir riesgos, creativos y orientados al crecimiento.

Ser emprendedor significa: controlar nuestro propio destino y forjarlo a nuestro gusto, tener la oportunidad de trabajar en todas las etapas de la cadena de valor del negocio, administrar nuestro propio tiempo, establecer vínculos con nuestros propios clientes, tener iniciativa, imaginación fértil para concebir las ideas, flexibilidad para adaptarlas, creatividad para transformarlas en una oportunidad de negocio, motivación para pensar conceptualmente y la capacidad para ver y percibir el cambio como una oportunidad.

El gran desafío durante el proceso de emprender es transformar una idea en negocio. El emprendedor “creador de negocios”, precisa tener una visión clara de los procesos centrales de gestión y amplios conocimientos sobre la toma de decisiones para poder llevar adelante su negocio.

La oportunidad es un elemento vital para emprender. Los buenos emprendedores de negocios identifican y aprovechan las oportunidades, en la medida en que ellas se van presentando. Además, en los mercados actuales siempre hay lugar para las ideas con valor, innovadoras, que generen negocios de alto impacto en los potenciales clientes.

En etapas de bonanza económica ser emprendedor, no es tan fácil realizarlo porque falta motivación. Nos planteamos renunciar a la seguridad proporcionada por un empleo estable, por el sueldo que no falta a fin de mes, renunciar a otros  beneficios ofrecidos por las empresas…..etcétera, pero en épocas más difíciles cómo la actual ¿qué perdemos?.

Hay un cierto “miedo” a fracasar mientras se emprende, creo es normal. Todos conocemos casos de emprendedores que en alguno de sus negocios han sido auténticos fracasos. Eso no hace que estos emprendedores “tiren la toalla”, sino que normalmente lo que les da es mucho más empuje para seguir emprendiendo. Las malas experiencias empresariales se valoran como una experiencia de primera mano para poder analizar que no se debe hacer en posteriores proyectos.

Es mi momento. ¿Y el vuestro?. Como dice Paulo Coelho “cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que realices tu deseo”.

Termino con unas frases célebres que tienen relación con el post y que ellas lo dicen todo:

Nunca emprenderíamos nada si quisiéramos asegurar por anticipado el éxito de nuestra empresa”. Napoleón Bonaparte

Donde una puerta se cierra otra se abre”. Miguel de Cervantes Saavedra

La victoria pertenece al más perseverante”. Napoleón Bonaparte

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: