ADAPTACIÓN Y OPTIMISMO

28 Dic

¿QUE HARÍAN EINSTEIN Y DARWIN ANTE LA CRISIS ?

 A priori puede parecer una pregunta extraña la que formulo, pero tiene su significado cuando descubrimos que ambos coinciden en la necesidad de adaptación a los cambios para poder hallar soluciones, para poder sobrevivir. ¿Qué tiene que ver con nuestra situación actual?. Mucho, paso a detallarlo.

Albert Einstein, nos indicó que para innovar o conseguir nuevos resultados, no podemos permanecer haciendo las mismas cosas. Es decir, para obtener algo diferente, necesitamos cambiar (procesos, factores de producción, personal, valores, hábitos,….,etc). Durante la época que vivió la crisis, Einstein dijo:

“Do not pretend that things will change if you always do the same. The crisis is the best blessing that can happen to people and countries because crisis brings progress. Creativity is born out of anguish, as the day is born of the dark night.

It is during crisis that arises inventive discoveries and major strategies. Who overcomes the crisis, overcome himself without being “overcome”. Who attributes its failures to the crisis and hardship, violences his own talents and respects problems more than solutions. The real crisis, is the crisis of incompetence. The problem of the people and countries, it is laziness to find the exits and solutions.

There is no crisis without challenges. Without challenges life is a routine, a slow death. There is no crisis without merit. Talk of crisis is to promote it, and to quiet crisis, it’s is celebrating conformism. Lets finish al last, with the only crisis that is threatening us, the tragedy of not fighting to overcome it. “

Claramente, la crisis requiere un CAMBIO ADAPTATIVO, que nos implica a todos y hemos de ser responsables de encontrar nuevas soluciones para la nueva realidad.

Sin un trabajo adaptativo, no hay cambio. Sino hay cambio, no hay adaptación al mismo. Sin adaptación, no hay soluciones.

¿Y Darwin?

En la introducción a su libro, “El Origen de las especies”, Darwin expone una extensa argumentación, de la que resalto:

“Como de cada especie nacen muchos más individuos de los que pueden sobrevivir, y como, en consecuencia, hay una lucha por la vida, que se repite frecuentemente, se sigue que todo ser, si varía, por débilmente que sea, de algún modo provechoso para él bajo las complejas y a veces variables condiciones de la vida, tendrá mayor probabilidad de sobrevivir y, de ser así, será naturalmente seleccionado. Según el poderoso principio de la herencia, toda variedad seleccionada tenderá a propagar su nueva y modificada forma”.

En él, Darwin expuso por primera vez sus ideas sobre la selección natural y la teoría de la evolución que constituyen la base de la biología moderna. Como todo sabemos, los organismos evolucionan adquiriendo nuevos rasgos (que se hacen hereditarios) por adaptación al medio ambiente: es “la supervivencia del más apto”.

Haciendo una comparativa en el mundo de la empresa, podríamos hablar de Darwinismo empresarial. Las empresas –así como sus productos/servicios- presentan cierta analogía con los seres vivos:  tienen un nacimiento, una vida, más o menos larga, y para algunas una muerte o final.

Las empresas no nacen por generación espontánea, o al menos así debería ser, lo hacen porque existen emprendedores que las crean y desarrollan unos productos o servicios con ventajas competitivas que les permiten diferenciarse, posicionarse en un nicho de mercado y vender. Las empresas respiran y crecen porque hay un entorno económico-financiero favorable a ello y una voluntad por parte de los empresarios, de querer hacer las cosas bien,  formando buenos equipos humanos o buscando colaboradores externos para conseguir resultados.

Pero, ¿cuáles son las causas que permiten que empresas de un mismo sector sean devoradas con cierta rapidez, mientras otras empresas son capaces de perpetuarse en el tiempo durante generaciones ?. Si bien hay unos factores estudiados del fracaso empresarial, no hay una fórmula exacta que lo pueda determinar y, de acuerdo a la teoría de Darwin, la especie (la empresa) que mejor se adapte a su entorno tiene más oportunidades de sobrevivir: en este sentido, la más apta no es necesariamente la más fuerte, sino que es la organización “tipo camaleón” la que es capaz de adaptarse a los cambios de su entorno. De ello se deduce que, aquellas empresas que desean sobrevivir con mayor convicción,  son capaces de adaptarse mejor a las circunstancias cambiantes de su entorno y tienen muchas más probabilidades de éxito.

Siguiendo con analogías,  la teoría de la evolución de Darwin se basaba en que, en un mundo competitivo (como es el caso del mundo empresarial), aquellos individuos que presentaban variaciones ventajosas, (por ejemplo,  nuevos procesos, orientación al mercado, buenos profesionales, outsourcing de actividades que no forman parte del core Business,….), tienen más posibilidades de alcanzar un estado adulto, (por ejemplo más de 5 años) y, por tanto, de transmitir dichas variaciones a su descendencia, y si esta se producía en el número suficiente de individuos (otras empresas, por ejemplo), conseguir una nueva especie (por ejemplo conseguir un tejido empresarial con un modelo empresarial nuevo, más innovador y mejor).

Así pues, el Darwinismo empresarial llevará a una situación en la que sólo las empresas más adaptables sobrevivirán y, tras un período de crisis, generará empresas mejores. La sostenibilidad de estas empresas no se basará en la “ley del más fuerte”, ni en una cuestión de “tamaño” (los dinosaurios, a pesar de su tamaño y fortaleza de extinguieron), sino que por ejemplo se basará en capacidades para la mejora continua de productos y servicios, orientarse al mercado, renovarse tecnológicamente, actuar con las nuevos canales de comunicación, externalizar procesos o formar a sus líderes actuales y futuros con valores éticos, orientados al equilibrio de los resultados económicos, humanos y sociales, donde todos ganan, porque todos aportan y  cooperan.

En una economía cada vez más global, están en desventaja competitiva las empresas constituidas por directivos y colaboradores externos sin el suficiente talento, sin las competencias o habilidades necesarias para desempeñar su tareas y sin capacidades de respuesta y adaptación al nuevo medio. En esta época de Darwinismo empresarial, las organizaciones formadas por personal y colaboradores con talento, aniquilan sin contemplaciones a las que compiten con profesionales y colaboradores externos que carecen del mismo.

Aunque a día de hoy estamos viviendo situaciones difíciles es evidente que muchos empresarios deben decidir si renuncian y abandonan (y pasan a ser especies en extinción) o bien salen fortalecidos (creando una nueva “especie más evolucionada”, para formar un tejido empresarial mejor).

Desconozco cómo afectará esta profunda crisis a la supervivencia de las empresas españolas. ¿Cuántas existirán dentro de cinco años? El mercado marcará tendencias y las empresas van a tener que aplicar la teoría darwinista de la supervivencia,  sólo aquellas que mejor sepan adaptarse al nuevo entorno y evolucionar serán las que persistan. Por ello, es el momento clave para hacer las cosas bien y mejor, para crear una líneas estratégicas claras y bien definidas, para tener y retener talento, para aprovechar las oportunidades y obtener nuevas ventajas competitivas, para dar un reenfoque a la organización y fortalecer sus procesos productivos y modelos de negocio, es el momento de QUERER y LUCHAR por SOBREVIVIR. Es el momento  de TRANSFORMAR y CREAR mejores empresas.

Por lo tanto, basándome en las afirmaciones de Einsten y teoría de Darwin, las empresas que desarrollen un modelo de negocio ganador pueden ver en una época de crisis un trampolín, un salto hacia la supervivencia y éxito (Einsten  indicó que “It is during crisis that arises inventive discoveries and major strategies”).  Las empresas que se adapten al nuevo escenario y evolucionen, serán las que formarán un nuevo tejido empresarial generando nuevos modelos de negocio.

Me quedo con el optimismo de Einstein, en el sentido que la crisis nos debe estimular a mejorar y progresar: “The crisis is the best blessing that can happen to people and countries because crisis brings progress”.

Información relacionada aquí

Montse García

Consultora Marketing, Comunicación, RRPP.

montse@modernmarketing.es

www.modernmarketing.es

2 comentarios to “ADAPTACIÓN Y OPTIMISMO”

Trackbacks/Pingbacks

  1. OPORTUNIDAD SI. CRISIS NO « La realidad de los profesionales - enero 9, 2010

    […] más información o artículos relacionados, recomiendo un artículo escrito por mí ¿Que harían Einstein y Darwin ante la crisis? donde toco en más profundidad el tema de la […]

  2. ¿QUE HARÍAN EINSTEIN Y DARWIN ANTE LA CRISIS ? « El Blog de Montse - enero 9, 2010

    […] Información relacionada aquí […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: