Archivo | Plan de Comunicación RSS feed for this section

Plan de Comunicación Online

16 sep

Un Plan de Comunicación Online se elabora como cualquier otro plan de comunicación corporativa, con una salvedad: introduciendo los medios, conceptos y principios de la Web Social.

Para comunicar en la red hay que realizar un análisis de la situación y , a posteriori, definir a nuestro público objetivo:

  • ¿Quién es?
  • ¿Dónde está?
  • ¿Con qué palabras clave nos queremos dirigir a él?
  • ¿Qué quiere ver cuando nos encuentra?
  • ¿Qué hace cuando navega por nuestra web?
  • ¿Qué respuesta da?

Una vez hemos localizado a nuestro público objetivo, conectamos con el mismo a través del canal más adecuado, seleccionamos los mensajes apropiados transmitiéndolos con claridad y eficacia.

Definiremos una estrategia y un plan de acciones para alcanzarlo, contactarlo y fidelizarlo.

La Comunicación Online debe estar perfectamente planificada y gestionada en todas sus facetas (estableciendo un timing).

Un vez puesto en marcha el plan es necesario hacer un seguimiento para medir su cumplimiento y corregir las posibles desviaciones.

Ivan Pino, establece una secuencia para el Plan de Comunicación 2.0 en la que introduce conceptos muy importantes a tener en cuenta.  Los detallo:

1. Análisis BlogRoll

Lo primero en comunicación es el interlocutor. Identificarlo y comprenderlo. Debemos establecer su perfil en relación con las metas, valores y actividades de la organización, para descubrir las comunidades de internautas en las que podamos participar.

  • Prepara tu caja de herramientas
  • Identifica los perfiles de tus interlocutores
  • Define los términos llave de tu comunidad
  • Localiza tus contactos en la Web 2.0
  • Monitoriza tus posibles relaciones en la Red

2. Estrategia Keyword

El segundo paso consistirá en definir las palabras clave que denoten los atributos de identidad de nuestra organización y connoten significados positivos para las comunidades en las que deseemos interactuar.

  • Define tus objetivos de comunicación online.
  • Selecciona tus palabras clave en Internet.
  • Decide unas frases claves que van a ser el eje de la comunicación.
  • Estructura tu posicionamiento en la Red.

3. Táctica Post

A continuación, tendremos que publicar, sobre esas palabras clave, contenidos susceptibles de ser compartidos con los miembros de las comunidades en donde nos introduzcamos.

  • Monta tu blog corporativo.
  • Cuelga perfiles en las Redes.
  • Activa cuentas en agregadores sociales.
  • Publica contenidos de calidad.

Decido los canales:

  • una web
  • un blog
  • un microsite
  • redes profesionales: Linkedin, Xing, en los que me identifiquen
  • redes sociales: Facebook
  • redes verticales
  • microblogging: Twitter
  • Publicidad (a decidir entre sus diversos formatos)

Cada sector tiene sus propios canales de información y núcleos donde los interesados buscan información. Hay que detectar estos canales y actuar, participar y pertenecer a ellos.

Con la aparición y auge de las redes sociales surgen nuevos canales de comunicación para las organizaciones y, al mismo tiempo, surge una nueva forma de interactuar entre los usuarios y las marcas.

Se ha de planificar y gestionar los recursos, así como establecer timings.

4. Operativa Link

Después, deberemos propiciar un contacto regular con los miembros de esas comunidades mediante un intercambio sostenido de correos, comentarios, enlaces, suscripciones e invitaciones.

  • Gestiona tus comentarios.
  • Intercambia enlaces.
  • Incentiva la suscripción.
  • Invita a tus redes.
  • Marca tus contenidos.
  • Promociona Off-line.

5. Evaluación Google

Por último, si hemos recorrido bien los pasos anteriores, los buscadores premiarán nuestra comunicación situando nuestros contenidos y reacciones en los primeros puestos de las búsquedas que más nos interesen.

  • Evalúa la credibilidad de tu marca.
  • Examina la confianza en tu marca.
  • Monitoriza tu reputación en Google.

Para esto puedes utilizar una infinidad de herramientas que se ofrecen en la Web, por ejemplo cito: Google, StartPR http://www.startpr.com/ o Dataopedia http://dataopedia.com/ , entre otras.

Asimismo, también es importante analizar la web con herramientas como por ejemplo Google Analytics (podremos comparar las visitas, de dónde vienen, tiempo que están …..etc).

Es importante señalar que existen formas combinadas de hacer Comunicación. Es decir, campañas conjuntas de Comunicación Offline-Online: una Comunicación integral donde se tienen que establecer una sincronía entre los mensajes e imágenes a emitir.

Fuente parcial: http://ivanpino.com/

(lo resaltado  en negrita son mis comentarios)

Montse García Díaz

Marketing y Comunicación integral

@modernmaketing

La Comunicación interna en la empresa

15 sep

La comunicación exterior con clientes, intermediarios, proveedores, competencia, medios de comunicación y público en general es tan vital para la organización como la comunicación interna. Entre ellas debe existir una alta integración.

Aunque la comunicación externa quede vinculada a departamentos tales como relaciones públicas y prensa, marketing, investigación de mercados, comunicación corporativa, etc. todos los miembros de la organización pueden realizar funciones de comunicación externa y de difusión de la propia imagen de la organización. Cuando aumenta el sentimiento de pertenencia, cuando las personas se sienten identificadas con la organización y mejoran las relaciones laborales, transmiten una imagen positiva hacia fuera.

A la vez, la imagen que transmite la organización a la sociedad condicionará la satisfacción de ciertas necesidades de status y prestigio de sus empleados. Cuando la persona trabaja en una empresa sólida, importante, preocupada por los problemas sociales y que transmite una buena imagen social; en cierta medida se siente también realizada en su consideración social, incrementándose asimismo su sentimiento de pertenencia.

Por lo tanto, estamos ante dos sistemas de comunicación (interna y externa) interdependientes y que es necesario gestionar de una manera coordinada. Sin embargo, las estrategias de innovación en las empresas suelen recaer preferentemente en la comunicación externa, antes que en la interna

La gestión de este recurso debe tener como objetivo básico, cubrir las necesidades de comunicación de los distintos actores de la organización y de su entorno más inmediato. El éxito exige, como punto de partida, lograr un cambio de valores y de cultura organizativa que predisponga a comunicarse.

Cada vez más empresas entienden que la comunicación afecta positivamente a la rentabilidad final de la empresa y tiene que ver con un visión de negocio que incorpora a la toma de decisiones valores como la innovación, la transparencia y la responsabilidad hacia la sociedad. Los líderes comienzan a tomarse en serio la comunicación y han empezado a diseñar estructuras organizativas para ello.

La COMUNICACIÓN INTERNA es la comunicación dirigida al cliente interno, esto es, al trabajador. Aumenta la satisfacción entre el personal y por tanto la rentabilidad final.

Es la herramienta clave para dar una respuesta innovadora a los cambios continuos que debe hacer frente tu empresa en el día a día y es también un valor añadido que produce beneficios. Aunque es una responsabilidad que es compartida por todos, debe ser asumida como compromiso de la alta dirección.

Si la Gestión de la Comunicación interna es hoy una herramienta institucionalizada en las grandes empresas españolas, es porque está suficientemente contrastado con la experiencia que produce innumerables mejoras a la rentabilidad empresarial. Pero, de nada sirve implantar herramientas de comunicación interna si éstas no nacen de una auténtica cultura empresarial convencida de la necesidad de comunicación. Si esta filosofía no está implantada, las herramientas más eficaces no servirán.

¿Cómo facilitar una Comunicación eficaz? Seguir leyendo

El Plan de medios

11 ago

Cuando una empresa toma la decisión de realizar acciones publicitarias, el primer paso será planificar qué medios elegir, cuáles resultarán los más convenientes, teniendo en cuenta el presupuesto asignado y los destinatarios a los que se desea alcanzar. El Plan de medios marca el camino elegido para dar difusión al mensaje, nos da información sobre los medios de interés para llegar a nuestro/s público/s objetivo/s con la mayor eficacia y rentabilidad.

Un plan de medios tiene dos fases muy activas perfectamente delimitadas: una fase de información y una fase de acción. En la primera, se recibe todos los datos necesarios para iniciar su trabajo y, en la segunda, se realiza el mismo.

La información previa necesaria para planificar correctamente una campaña procede de un briefing del cliente. Es responsabilidad del cliente proporcionar a la agencia datos suficientes para que esta capte la naturaleza del producto y conozca su posición en el mercado y, de esta forma, sea capaz de enfocar correctamente la publicidad en todas sus facetas.

La elaboración del Plan de Medios es una parte fundamental del proceso publicitario que recoge el procedimiento de difusión de la campaña mediante la fijación de los objetivos, la planificación de medios y la gestión de los recursos disponibles. Es decir, el estudio y análisis de los datos e información previa permite fijar los objetivos de campaña y el desarrollo de la planificación de medios, de acuerdo a un presupuesto.

Etapas del proceso:

  • Análisis de antecedentes
  • Fijación de objetivos
  • Selección de medios
  • Periodos de actividad
  • Selección de soportes
  • Calendario de inserciones
  • Contratación de medios y soportes
  • Seguimiento de campaña
  • Evaluación de resultados

Sistemática de trabajo

BRIEFING-ANÁLISIS DE ANTECEDENTES

  • Estudio del briefing (el producto, el mercado, el consumidor, la competencia, la distribución, los objetivos de marketing, etc.)
  • Análisis de la actividad publicitaria de la competencia (medios utilizados, niveles de intensidad.)
  • Análisis de la estrategia general de comunicación. → Fase de Información

DEFINICIÓN DE OBJETIVOS

  • Definición del Público Objetivo para medios (target audience)
  • Definición de los objetivos a alcanzar con los medios → Fase de acción

RECOMENDACIÓN DE MEDIOS

  • Análisis del consumo de los medios por parte del público objetivo.
  • Examen de los factores cuantitativos y cualitativos que aconsejan utilizar o rechazar unos u otros medios
  • Determinación de la intensidad necesaria para conseguir eficiencia y competitividad en cada medio
  • Distribución del presupuesto por medios → Fase de acción

RECOMENDACIÓN DE PERÍODOS DE ACTIVIDAD Y DE INTENSIDADES Y PRESUPUESTO PARA CADA PERÍODO

SELECCIÓN Y RECOMENDACIÓN DE SOPORTES

  • Obtención del ranking de soportes (audiencia, costes, rentabilidad, afinidad, etc.
  • Examen de los factores cuantitativos y cualitativos que aconsejan incluir o rechazar unos u otros
  • Evaluación de los resultados de cada alternativa, incluida su valoración económica
  • Elección de la alternativa más conveniente para conseguir los objetivos propuestos

ELABORACIÓN DEL CALENDARIO DE INSERCIONES Y DEL PRESUPUESTO

  • Resumen gráfico de la campaña
  • Confección del presupuesto total y desglosado por períodos y por medios

RESUMEN DE RESULTADOS ESPERADOS (EVALUACIONES)
RECOMENDACIONES PARA LA NEGOCIACIÓN Y COMPRA
SEGUIMIENTO
CONTROL

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

El Plan de Comunicación

11 ago

La realidad nos dice que lo que no se comunica, no existe. La empresa ha de comunicarse con sus públicos, pero debe hacerse de forma metódica y sistemática, a través de una correcta planificación y tras un previo análisis de la situación. Por ello, se realiza un Plan de Comunicación.

El silencio y el caos también comunican. Por ejemplo, se necesita un Plan de Comunicación para construir una marca sólida: si el conjunto de elementos de comunicación de una empresa, desde su publicidad hasta su packaging, pasando por una amplia gama de soportes, varían conceptualmente cada temporada, la imagen será difusa y tardará en consolidarse. En cambio, si se establecen unas normas básicas de comunicación e imagen, que afecten a todos los soportes, y los mensajes son coherentes, con un eje determinado, se conseguirá una imagen sólida y mejor posicionamiento en la mente de los consumidores.

Identificar a los grupos de interés, conectar con ellos a través del canal más adecuado, seleccionar los mensajes apropiados y transmitirlos con claridad y eficacia, poner en marcha el plan de Comunicación y hacer un seguimiento para medir su cumplimiento y corregir las posibles desviaciones, son las tareas a realizar. Al igual que el resto de actividades de una empresa, la comunicación debe estar perfectamente planificada y gestionada en todas sus facetas, tanto en la interna como en la externa.

El Plan de Comunicación, es una herramienta que:

  • fija objetivos
  • diseña la estrategia
  • expone a grandes rasgos las vías y medios para conseguir las metas

Ha de ser:

  • rentable
  • eficaz
  • consensuado
  • ajustado a las características de la empresa
  • económicamente viable
  • a medio y largo plazo
  • con prioridades
  • evaluable en cuanto a su funcionamiento y resultados
Etapas básicas que constituyen un Plan de Comunicación:

1.- Análisis de la Situación

Del desarrollo de esta etapa se deben deducir los públicos- objetivo del Plan, a los que será necesario describir, localizar y conocer con exhaustividad para poder adecuar, correctamente, la estrategia de Comunicación a sus características y expectativas. Además, es muy necesario saber la situación del entorno (mercado, sociedad y competencia). Es recomendable hacer un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

2.- Definición de los Objetivos

Los objetivos del Plan de Comunicación deben ser definidos en colaboración con la Alta Dirección.

Normalmente, se establece un objetivo general que, en definitiva, debe coincidir con aquello que básicamente se quiere comunicar, con la Imagen Corporativa a transmitir; y una serie de objetivos específicos, concretos y ordenados por prioridades o importancia relativa. Esto permitirá conducir el desarrollo de la estrategia de Comunicación, al tiempo que facilitará la detección de aquellos puntos o etapas en las que habrá que incidir con mayores esfuerzos.

3.- Establecimiento de Alternativas

4.- Selección del Eje de Comunicación

En esta etapa se determinarán también los mensajes básicos a transmitir a cada uno de los segmentos de audiencia específicos.

5.-Elaboración de la Arquitectura del Plan de Comunicación

Esta fase constituye una primera estimación de la amplitud del proyecto comunicativo, de las metas a alcanzar, de los posibles recursos a aplicar y de la previsión de los tiempos a emplear. Es un documento de trabajo, cuyo fin es facilitar el desarrollo posterior de todo el Plan.

6.- Diseño de los Programas

El Plan Básico o Plan Eje se suele descomponer en una serie de programas o planes complementarios que pueden considerarse como elementos independientes desde el punto de vista de su ejecución.

Cada uno de estos programas de Comunicación implica, por lo general, un segmento de mercado o grupo  específico, con unos objetivos concretos, unas tácticas y unas actuaciones adecuadas para alcanzarlos.

7.- Plan de Tiempos y Recursos

Diseñados los programas, ya es posible proceder a la planificación temporal del Plan de Comunicación. Normalmente, se establecen los tiempos de atrás hacia adelante y se efectúa una planificación completa y bastante general para el medio y largo plazo y otra, con mayor detalle, para el corto que, en el caso de la Comunicación, es mensual o trimestral.

Se determinan los recursos necesarios, tanto humanos como materiales y económicos, que el Plan va a absorber en su desarrollo total.

8.-Ejecución del Plan

Es importante una buena implementación del mismo, considerando aquellos puntos clave que se han definido en las etapas anteriores: objetivos, públicos a los que se dirige, mensajes a transmitir, medios y soportes a utilizar, recursos a aplicar y expectativas a crear con la estrategia de Comunicación.

9.- Supervisión y Control

Todo Plan debe llevar incorporados aquellos indicadores que permitan detectar las desviaciones que se produzcan como consecuencia de las modificaciones, no previstas, en el entorno o en las audiencias principalmente.

10.- “Resumen Ejecutivo” del Plan de Comunicación que contenga una visión global del mismo, la justificación de su formulación, los objetivos que se pretenden y una explicación de las posibles repercusiones que para la entidad y sus Grupos de Interés pueda representar.

El Plan de Comunicación se basa en el Marketing Mix, es decir, no sólo en la publicidad, sino en todas las diversas variantes comunicativas que el Marketing permite. Hay que tener muy en cuenta los plazos, los costes y los periodos de ejecución y respuesta estimados, para que llevarse sorpresas.

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores